vigilanciaonline.es.

vigilanciaonline.es.

Peligros del phishing en línea

Peligros del phishing en línea

La ciberseguridad es un tema de importancia crítica en la era digital en la que vivimos. La evolución constante de la tecnología ha permitido que la información sea más accesible que nunca, lo que también significa que los cibercriminales tienen nuevas formas de obtener acceso no autorizado a datos valiosos. Uno de los métodos comunes de los ataques cibernéticos es el phishing.

¿Qué es el phishing?

El phishing es una técnica de ciberataque que se utiliza para engañar a las personas y hacer que revelen información personal confidencial. Un ataque típico de phishing implica enviar un correo electrónico o mensaje de texto que parece provenir de una empresa legítima y creíble, como un banco o una empresa internacional. El mensaje puede pedir información como contraseñas, números de cuenta bancaria o incluso información de tarjetas de crédito.

Cómo funciona el phishing

El phishing funciona enviando correos electrónicos masivos a personas. Estos correos electrónicos parecen haber sido enviados por una empresa legítima y contienen un enlace que lleva a la persona a un sitio web falsificado que parece auténtico. La víctima ingresa su información personal en el sitio web falso y el cibercriminal la captura en el momento. A menudo, estos correos electrónicos masivos contienen mensajes altamente persuasivos para motivar a las personas a ingresar su información, como una amenaza de suspender la cuenta, una invitación para participar en una encuesta o la oferta de una ganancia financiera fácil.

El phishing puede tener consecuencias extremadamente graves para cualquier persona o empresa involucrada. Los ciberdelincuentes pueden utilizar la información recopilada a través del phishing para realizar una amplia gama de actividades ilegales, incluso peor si esta informacion se vende en la Dark Web. A continuación, se describen algunos de los peligros más comunes del phishing en línea.

  • Robo de identidad: el phishing puede llevar al robo de la identidad de una persona. Los estafadores pueden obtener información de identificación personal, como el número de Seguridad Social, la fecha de nacimiento o el número de identificación nacional, y usar esta información para abrir cuentas de crédito, solicitar préstamos y otras actividades fraudulentas. La víctima puede sufrir consecuencias graves, incluyendo una mala calificación crediticia, ser rechazada para solicitudes de crédito o tener una responsabilidad financiera por las actividades ilegales realizadas en su nombre.
  • Ransomware y otros ataques de malware: los ciberdelincuentes pueden usar el phishing para engañar a las personas y hacer que descarguen un archivo infectado con malware, como ransomware, una forma de software malintencionado que toma los archivos de la víctima como rehenes y exige un pago en criptomonedas para liberarlos. Una vez que un sistema se infecta con un virus, el cibercriminal puede obtener acceso no autorizado a toda la información en la máquina y usarla para robar información o realizar actividades mal intencionadas.
  • Extorsión: Los estafadores pueden utilizar la información recopilada en un ataque de phishing para extorsionar a la víctima. El cibercriminal puede amenazar con publicar información personal comprometedora, como chats o fotos, en línea a menos que la víctima pague una cantidad de dinero. Incluso si la víctima paga, no hay garantía de que el cibercriminal cumpla con su parte del trato.

Prácticas de seguridad para protegerse contra el phishing

A continuación, se describen algunas prácticas de seguridad que pueden ayudar a proteger contra el phishing:

  • No haga clic en enlaces de correos electrónicos sospechosos: si un correo electrónico parece sospechoso, no haga clic en ninguno de los enlaces que se incluyen. Si cree que puede ser legítimo, escriba la URL en su navegador usted mismo en lugar de hacer clic en el enlace del correo electrónico.
  • No revele información personal confidencial: no revele información personal confidencial, como números de tarjeta de crédito, contraseñas o información de identificación personal, a menos que esté seguro de que está en un sitio web seguro y confiable.
  • Tenga cuidado con los correos electrónicos de apariencia persuasiva: tenga cuidado con los correos electrónicos que usan un lenguaje altamente persuasivo o amenazas para motivar a los destinatarios a revelar información personal confidencial.
  • Sé escéptico de las empresas desconocidas: tenga precaución con las empresas que no está familiarizado pues pueden no ser de confianza y utilizan esta técnica para cazar personas incautas.
  • Manténgase actualizado con la seguridad cibernética: la tecnología cambia rápidamente, y los ciberdelincuentes continúan desarrollando nuevas formas de robar información personal. Manténgase actualizado con las prácticas de seguridad cibernética y actualice su software regularmente para estar lo más protegido posible.

Conclusión

El phishing es una de las técnicas de ataque cibernético más comunes y peligrosas utilizadas hoy en día. Puede resultar en el robo de identidad, el ransomware, la extorsión y otros tipos de actividades ilegales. Es importante tomar medidas para protegerse contra el phishing y las prácticas de seguridad cibernética para minimizar la probabilidad de ser una víctima.