vigilanciaonline.es.

vigilanciaonline.es.

¿Cómo evitar ser víctima de phishing?

¿Cómo evitar ser víctima de phishing?

El phishing es una técnica de ciberdelincuencia en la que un atacante se hace pasar por una entidad legítima, como un banco o una empresa, para obtener información personal y financiera de la víctima. Aunque puede ser difícil evitar por completo el phishing, hay medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de ser víctima de estos ataques.

Conoce los tipos de phishing

Es importante saber que existen diferentes tipos de phishing, que varían en su método de ataque. El phishing tradicional se realiza a través del correo electrónico, pero también hay phishing por SMS, por redes sociales e incluso por teléfono. Es importante familiarizarse con los diferentes tipos de phishing para poder identificarlos y evitar caer en ellos.

Mantén tu software actualizado

Los ciberdelincuentes a menudo explotan vulnerabilidades en el software para lanzar ataques de phishing. Mantener el software actualizado reduce el riesgo de estas vulnerabilidades. Asegúrate de mantener tanto el sistema operativo como las aplicaciones de software al día.

Utiliza un software antivirus

Un buen software antivirus es una parte importante de la seguridad en línea, ya que puede detectar y bloquear muchos ataques de phishing antes de que causen daño. Asegúrate de elegir un software antivirus de buena reputación y mantenerlo actualizado.

Aprende a identificar correos electrónicos de phishing

Los correos electrónicos de phishing a menudo parecen provenir de empresas legítimas, pero hay señales de advertencia que pueden ayudarte a identificarlos. Por ejemplo, presta atención a los errores ortográficos y gramaticales, así como a los enlaces sospechosos. Si algo parece fuera de lugar o demasiado bueno para ser verdad, es posible que estés frente a un correo electrónico de phishing.

No compartas información personal

Las empresas legítimas nunca pedirán información personal o financiera por correo electrónico, SMS u otras formas de comunicación no seguras. Si alguien te pide que proporciones información personal, como tu número de tarjeta de crédito, nunca lo hagas a menos que estés seguro de que la entidad es legítima.

No hagas clic en enlaces sospechosos

Los enlaces en correos electrónicos de phishing a menudo conducen a sitios web falsos que intentan robar información personal. Para evitar esto, nunca hagas clic en enlaces en correos electrónicos sospechosos. En su lugar, escribe directamente la dirección web de la empresa o sitio en tu navegador.

Utiliza la autenticación de dos factores

La autenticación de dos factores (2FA) agrega una capa adicional de seguridad a tus cuentas en línea. Con 2FA, además de una contraseña, se requiere un segundo factor de autenticación, como un código enviado por SMS o una aplicación de autenticación. Esto hace que sea mucho más difícil para los ciberdelincuentes acceder a tus cuentas incluso si tienen tu contraseña.

Mantén la privacidad de tus redes sociales

Los ciberdelincuentes pueden obtener información valiosa a través de tus perfiles de redes sociales, como tu fecha de nacimiento, nombres de mascotas, lugares favoritos y más. Esta información puede ser utilizada para crear ataques de phishing personalizados. Para mitigar este riesgo, asegúrate de limitar la información que compartes en línea.

Sospecha de los mensajes urgentes

Los correos electrónicos de phishing a menudo incluyen mensajes urgentes, como la cancelación de una cuenta o la necesidad de actualizar la información de la cuenta. Si recibes un correo electrónico urgente de una empresa, no lo sigas de inmediato. Tómate el tiempo para verificar que la empresa es legítima antes de tomar cualquier acción.

No utilices redes Wi-Fi públicas no seguras

Las redes Wi-Fi públicas pueden ser inseguras, ya que pueden ser utilizadas por ciberdelincuentes para interceptar tu tráfico en línea. Evita las redes Wi-Fi públicas no seguras siempre que sea posible, pero si debes conectarte a una, asegúrate de utilizar una VPN para encriptar tu tráfico de internet.

Conclusión

El phishing sigue siendo una seria amenaza para la seguridad en línea, pero hay medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo. Al mantener el software actualizado, utilizar un software antivirus, identificar correos electrónicos sospechosos, no compartir información personal y utilizar la autenticación de dos factores, puedes reducir enormemente el riesgo de ser víctima de un ataque de phishing. Además, mantener la privacidad de tus redes sociales, ser cauteloso con mensajes urgentes y evitar las redes Wi-Fi públicas no seguras también son importantes para protegerse en línea.